Internet en la cabeza, sin uso de computadora


Internet en la cabeza

La idea es la siguiente:

El cerebro está formado por neuronas, las cuales son células nerviosas que intercambian información por medio de un proceso llamado sinapsis. Este proceso puede ser de dos tipos: eléctrica o química. En el primero de ellos se crea un potencial de acción eléctrico que viaja a través del axón y en el segundo se producen los neurotransmisores que viajan de una neurona a otra, pues en realidad éstas nunca se tocan. Ambos tipos de sinapsis interactúan entre sí para transmitir el impulso nervioso.

A esto, si le sumamos lo siguiente:

Un implante de memoria (microchip) en el cerebro y un pequeño microcontrolador con capacidad de conectarse por wifi.

Con estos conceptos, no sería imposible interconectar los impulsos eléctricos transmitidos por los axones con el microcontrolador. De esta forma podríamos acceder a información alojada en la memoria implantada, podríamos acceder a internet o interconectarnos por wifi o algún tipo de comunicación radial.

La idea es que solo pensando podemos acceder a esta información, podemos navegar por internet solo pensando en ello.

En el momento que la tecnología avance de tal manera de conocer más el funcionamiento del cerebro, esto considero que será totalmente posible.

Algo que parece alocado, pero podría ser factible es la posibilidad de incluir datos en esa memoria electrónica, datos que emularían aprendizajes y experiencias. Con esto se podría ser un experto en un área (por ej. medicina, literatura, geología, etc) con el hecho de agregar no solo simples datos en la memoria sino datos abstractos, datos que se almacenarían de la forma en la cual el cerebro lo hace.

Para esto faltan años de investigación, pero todo llega, será cuestión de esperar e investigar.

Más información sobre las neuronas en: Andalucia Investiga

Etiquetado con:
Publicado en ideas e inventos
7 Comentarios en “Internet en la cabeza, sin uso de computadora
  1. tincho dice:

    Muy loco, muy cierto, y muy probable, aunque en un futuro muy lejano.
    Pero que bueno va a estar!!! Blumberg podría obtener el título en 1/2 hora, y cerrarle el pico a todos los que no creen en él. Solo tiene que llegar a los 160.

    Saludos!
    Martín.

  2. desiderio dice:

    Tus ideas no son descabelladas, pero si quieres un chip en la cabeza de todos, porque no te aplicas tu invento y te lo pones donde quieras. Un inventor hace eso, lo hizo DrJekil y muchos otros. Y la verdad que con el aparato telefono ya tienes muy ocupada la cabeza, quizas la cabeza es un adorno de un sistema mas amplio que ya esta conectado.
    Asi que geniecillo adivina cual es el APARATO- Ah, adivina,po.

    mi blog: guionistadetakilleitor.

  3. Anonymous dice:

    Lo veo difícil… de momento el mejor microchip que se ha inventado no le llega a una neurona ni a la suela de las dendritas… son millones de años de evolución chaval…

  4. bryan dice:

    se ve peligroso esto!!!!!!!!

  5. bryan dice:

    tambien lo prodian usarla gente con malas intensiones!!!!
    esto si da mas miedo XD!!!!

  6. leo dice:

    mmm me parece que ese microchip en la cabeza con wifi, puede ser bastante peligroso… como evitas que se metan en tu cerebro para agregarte basura??? ideas politicas, religiosas, pautas de consumo… van a controlar hasta nuestros sueños! yo con tantas paginas porno que veo me voy a llenar de virus y me bua tener que formatiar el cerebro! loco voy a perder todos mis recuerdos! aunque bue, por el faso ya me van quedando pocos… jajaja bue, igual esta buena la idea…
    saludos!

  7. Deltalinuxer dice:

    Hola! Me gustó mucho tu idea futurista, muy bien planteada, pero creo que necesitamos avanzar más en tecnología para poder hacer eso ya que un chip implantado en el cerebro te causaria un tumor pero de los grandes 😛 por el exceso de radiaciones elecrtromagneticas. Bueno quizá no se tanto del tema y me las esté dando de biofísico XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Publicaciones anteriores